Cáncer de mama

El cáncer de mama es el tumor más frecuente en las mujeres de todo el mundo, con mayor incidencia en Europa occidental y Norteamérica. Según la Asociación Española Contra el Cáncer, en España se diagnostican cada año unos 33 307 casos (datos de 2019), lo que lo convierte en el segundo tipo de cáncer con mayor incidencia entre la población.

Anticiparse

Ahora sabemos que el 90-95% del origen de los tumores puede explicarse por factores ambientales o estilos de vida poco saludables.

Saber más

Actuar sobre la supervivencia

Las modificaciones del estilo de vida centradas en la dieta y el ejercicio han demostrado afectar a la supervivencia del cáncer de mama.

Saber más

Nuevos indicadores a estudio

La diversidad de la microbiota intestinal parece ser un componente esencial de la salud general, incluida la salud del pecho.

Saber más

Cómo NO comienza el cáncer de mama

1 de cada 8 mujeres está en riesgo de padecer cáncer de mama a lo largo de la vida 

Los profesionales sanitarios apuestan por incidir en la prevención como uno de los factores más relevantes ya que, como explica la Dra. Capelán, muchos cánceres tienen su origen 30 o 40 años antes.

Estamos contigo

Puedes contactar con nuestro departamento biomédico y nuestros asesores en oncología.
Ofrecemos asesoramiento personalizado y facilitamos recursos y formación a profesionales.

Envía Tu Consulta

“Hay que educar para evitar que haya nuevos casos y, ante los nuevos casos, ayudar a que vivan y vivan mejor”

Dra. Marta Capelán, médica oncóloga del Grupo de Cáncer de Mama y Melanoma del VHIO

Diagnóstico precoz

Las técnicas de cribado o detección precoz han sido efectivas de forma clara para el cáncer de mama, el de cérvix y el colorrectal. Estas técnicas detectan la enfermedad antes de que se manifieste. En el cáncer que afecta a las células de las mamas, hay tres técnicas fundamentales:

· Autoexploración        · Exploración clínica        · Mamografía

La ecografía y la resonancia magnética nuclear (RMN) completan las técnicas de cribado más empleadas.

Tratamientos en el cáncer de mama

El protocolo o plan terapéutico para personas diagnosticadas de cáncer de pecho depende de aspectos como la edad del paciente, el estado general de salud, la localización del tumor, etc. pero también de otros aspectos relacionados con la biología de las células tumorales. El 66% de los cánceres de mama se clasifican como hormonodependientes y tienen mayor prevalencia en mujeres postmenopáusicas. Los fármacos hormonales (hormonoterapia) más comunes empleados para tratar el cáncer de mama son el tamoxifeno, el anastrozol, el letrozol y exemestano, entre otros.
Los tratamientos quirúrgicos, la quimioterapia (fármacos antineoplásicos), la radioterapia y la terapia biológica completan las opciones de tratamiento oncológico.

Factores de riesgo y cómo reducirlos

Dieta

Entre los diferentes factores de riesgo que se sabe que afectan al riesgo y a la mortalidad del cáncer de mama, la dieta se considera uno de los más importantes y modificables (seiler a et al., 2018).
Se recomienda una dieta equilibrada antiinflamatoria que enfatice los alimentos frescos sin procesar, verduras, nueces, semillas y frutas (con alto contenido de antioxidantes y fibra), rica en omega 3 (pescado y algunas semillas) y proteína animal mínima (especialmente de carne roja).

Estrés

La exposición crónica al estrés se ha relacionado con cambios negativos en la homeostasis corporal.
El análisis cualitativo ha demostrado una posible asociación entre eventos estresantes e incidencia de cáncer de mama.

Estado anímico

Un estudio de 77,173 mujeres diagnosticadas con cáncer de mama entre 2000 y 2009 concluyó que los trastornos del estado de ánimo parecen indicar una peor supervivencia en pacientes con cáncer de mama.
La depresión es un claro marcador de supervivencia reducida en pacientes con cáncer de mama.

Sueño

En reino unido, un estudio de más de 400.000 mujeres concluyó que “los madrugadores” pueden tener un riesgo menor de cáncer de mama y dormir más que el promedio de siete a ocho horas por noche supone un riesgo ligeramente mayor de padecer cáncer de mama.

Oncología Integrativa

La oncología integrativa es un área multidisciplinar en el tratamiento del cáncer que sitúa al paciente en el centro. Este abordaje complementa a las terapias hospitalarias con técnicas cuerpo-mente (yoga, mindfulness, acupuntura, et.), ejercicio físico y nutrición específica (suplementación) que han demostrado ser eficaces en los procesos oncológicos.

Vivir, vivir más, pero también vivir mejor

Mientras que las técnicas convencionales avanzan para lograr mayores ratios de curación, la oncología integrativa actúa en todo el proceso.

Los hongos en la Oncología integrativa

Hongos medicinales

Los hongos tienen más de 150 compuestos bioactivos como beta-glucanos, prebióticos, vitamina D y del grupo B, antibióticos naturales… En este libro se recogen los hongos medicinales más importantes y sus propiedades.

Descarga el libro 12 setas medicinales

Cómo reducir los efectos secundarios

La innovación y los avances de los últimos años han contribuido para avanzar hacia la curación del cáncer de mama. En estos momentos, la supervivencia en cáncer de mama a los 5 años es del 90%. No obstante, los profesionales de la oncología señalan que la calidad de vida es un unmet need, una necesidad no abordada.

Supervivencia y calidad de vida

En este sentido, oncólogos de trayectoria internacional como el Dr. Gascón o la Dra. Capelán, entre otros, señalan que la oncología integrativa puede ayudar a minimizar los efectos secundarios directos asociados a los tratamientos oncológicos (náuseas, vómitos) como otros que se manifiestan a largo plazo como la fatiga y la inflamación, presente en una de cada 3 mujeres que ha padecido cáncer de mama, o las neuropatías periféricas.

Investigación en el cáncer de mama

Estudio Microinmunomama

Hifas da Terra lidera el proyecto colaborativo de I+D Microinmunomama que tiene como objetivo el desarrollo de un nuevo producto capaz de modular la microbiota intestinal y la función inmunitaria en pacientes de cáncer de mama.

MÁS INFORMACIÓN

La importancia de la microbiota
en el paciente oncológico

· Investigaciones recientes sugieren que la microbiota de las mujeres con cáncer de mama difiere de aquella de mujeres sanas, lo que indica que ciertas bacterias pueden estar asociadas con el desarrollo del cáncer y con diferentes respuestas a la terapia.
· Uno de los papeles más relevantes  de la microbiota intestinal es la regulación de hormonas como los estrógenos, uno de los factores de riesgo del cáncer de mama.

Más información sobre la Microbiota

Cáncer de mama

El cáncer de mama es el tumor más frecuente en las mujeres de todo el mundo, con mayor incidencia en Europa occidental y Norteamérica. Según la Asociación Española Contra el Cáncer, en España se diagnostican cada año unos 33 307 casos (datos de 2019), lo que lo convierte en el segundo tipo de cáncer con mayor incidencia entre la población.

Anticiparse

Ahora sabemos que el 90-95% del origen de los tumores puede explicarse por factores ambientales o estilos de vida poco saludables.

Saber más

Actuar sobre la supervivencia

Las modificaciones del estilo de vida centradas en la dieta y el ejercicio han demostrado afectar a la supervivencia del cáncer de mama.

Saber más

Nuevos indicadores a estudio

La diversidad de la microbiota intestinal parece ser un componente esencial de la salud general, incluida la salud del pecho.

Saber más

Cómo NO comienza el cáncer de mama

1 de cada 8 mujeres está en riesgo de padecer cáncer de mama a lo largo de la vida 

Los profesionales sanitarios apuestan por incidir en la prevención como uno de los factores más relevantes ya que, como explica la Dra. Capelán, muchos cánceres tienen su origen 30 o 40 años antes.

Estamos contigo

Puedes contactar con nuestro departamento biomédico y nuestros asesores en oncología.
Ofrecemos asesoramiento personalizado y facilitamos recursos y formación a profesionales.

Envía Tu Consulta

“Hay que educar para evitar que haya nuevos casos y, ante los nuevos casos, ayudar a que vivan y vivan mejor”

 Dra. Marta Capelán, médica oncóloga del Grupo de Cáncer de Mama y Melanoma del VHIO

Diagnóstico precoz

Las técnicas de cribado o detección precoz han sido efectivas de forma clara para el cáncer de mama, el de cérvix y el colorrectal. Estas técnicas detectan la enfermedad antes de que se manifieste. En el cáncer que afecta a las células de las mamas, hay tres técnicas fundamentales:

· Autoexploración

· Exploración clínica

· Mamografía

La ecografía y la resonancia magnética nuclear (RMN) completan las técnicas de cribado más empleadas.

Tratamientos en el cáncer de mama

El protocolo o plan terapéutico para personas diagnosticadas de cáncer de pecho depende de aspectos como la edad del paciente, el estado general de salud, la localización del tumor, etc. pero también de otros aspectos relacionados con la biología de las células tumorales. El 66% de los cánceres de mama se clasifican como hormonodependientes y tienen mayor prevalencia en mujeres postmenopáusicas. Los fármacos hormonales (hormonoterapia) más comunes empleados para tratar el cáncer de mama son el tamoxifeno, el anastrozol, el letrozol y exemestano, entre otros.

Los tratamientos quirúrgicos, la quimioterapia (fármacos antineoplásicos), la radioterapia y la terapia biológica completan las opciones de tratamiento oncológico.

Factores de riesgo y cómo reducirlos

Dieta

Entre los diferentes factores de riesgo que se sabe que afectan al riesgo y a la mortalidad del cáncer de mama, la dieta se considera uno de los más importantes y modificables (seiler a et al., 2018).

Se recomienda una dieta equilibrada antiinflamatoria que enfatice los alimentos frescos sin procesar, verduras, nueces, semillas y frutas (con alto contenido de antioxidantes y fibra), rica en omega 3 (pescado y algunas semillas) y proteína animal mínima (especialmente de carne roja).

Estrés

La exposición crónica al estrés se ha relacionado con cambios negativos en la homeostasis corporal.

El análisis cualitativo ha demostrado una posible asociación entre eventos estresantes e incidencia de cáncer de mama.

Estado anímico

Un estudio de 77,173 mujeres diagnosticadas con cáncer de mama entre 2000 y 2009 concluyó que los trastornos del estado de ánimo parecen indicar una peor supervivencia en pacientes con cáncer de mama.

La depresión es un claro marcador de supervivencia reducida en pacientes con cáncer de mama.

Sueño

En reino unido, un estudio de más de 400.000 mujeres concluyó que “los madrugadores” pueden tener un riesgo menor de cáncer de mama y dormir más que el promedio de siete a ocho horas por noche supone un riesgo ligeramente mayor de padecer cáncer de mama.

Oncología Integrativa

La oncología integrativa es un área multidisciplinar en el tratamiento del cáncer que sitúa al paciente en el centro. Este abordaje complementa a las terapias hospitalarias con técnicas cuerpo-mente (yoga, mindfulness, acupuntura, et.), ejercicio físico y nutrición específica (suplementación) que han demostrado ser eficaces en los procesos oncológicos.

Vivir, vivir más, pero también vivir mejor

Mientras que las técnicas convencionales avanzan para lograr mayores ratios de curación, la oncología integrativa actúa en todo el proceso.

Los hongos en la Oncología integrativa

Hongos medicinales

Los hongos tienen más de 150 compuestos bioactivos como beta-glucanos, prebióticos, vitamina D y del grupo B, antibióticos naturales… En este libro se recogen los hongos medicinales más importantes y sus propiedades.

Descarga el libro 12 setas medicinales

Cómo reducir los efectos secundarios

La innovación y los avances de los últimos años han contribuido para avanzar hacia la curación del cáncer de mama. En estos momentos, la supervivencia en cáncer de mama a los 5 años es del 90%. No obstante, los profesionales de la oncología señalan que la calidad de vida es un unmet need, una necesidad no abordada.

Supervivencia y calidad de vida

En este sentido, oncólogos de trayectoria internacional como el Dr. Gascón o la Dra. Capelán, entre otros, señalan que la oncología integrativa puede ayudar a minimizar los efectos secundarios directos asociados a los tratamientos oncológicos (náuseas, vómitos) como otros que se manifiestan a largo plazo como la fatiga y la inflamación, presente en una de cada 3 mujeres que ha padecido cáncer de mama, o las neuropatías periféricas.

MÁS INFORMACIÓN

Investigación en el cáncer de mama

Estudio Microinmunomama

Hifas da Terra lidera el proyecto colaborativo de I+D Microinmunomama que tiene como objetivo el desarrollo de un nuevo producto capaz de modular la microbiota intestinal y la función inmunitaria en pacientes de cáncer de mama.

MÁS INFORMACIÓN

La importancia de la microbiota
en el paciente oncológico

· Investigaciones recientes sugieren que la microbiota de las mujeres con cáncer de mama difiere de aquella de mujeres sanas, lo que indica que ciertas bacterias pueden estar asociadas con el desarrollo del cáncer y con diferentes respuestas a la terapia.

· Uno de los papeles más relevantes  de la microbiota intestinal es la regulación de hormonas como los estrógenos, uno de los factores de riesgo del cáncer de mama.

Más información sobre la Microbiota
Fuentes y referencias

National Breast Cancer Foundation

Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) 

Asociación Española Contra el Cáncer

Bodai BI, Nakata TE. Breast Cancer: Lifestyle, the Human Gut Microbiota/Microbiome, and Survivorship. Perm J. 2020;24:19.129. LINK

Chiriac VF, Baban A, Dumitrascu DL. Psychological stress and breast cancer incidence: a systematic review. Clujul Med. 2018;91(1):18-26. doi:10.15386/cjmed-924 LINK 

Kanani R, Davies EA, Hanchett N, Jack RH. The association of mood disorders with breast cancer survival: an investigation of linked cancer registration and hospital admission data for South East England. Psychooncology. 2016;25(1):19-27. doi:10.1002/pon.4037 LINK

Hetland  E. Johnson  T. Lyberg  S. Bernardshaw  A. M. A. Tryggestad  B. Grinde (2008) Effects of the Medicinal Mushroom Agaricus blazei Murill on Immunity, Infection and Cancer. Scandinavian Journal of Immunology. Volume 68, Issue 4. Pages 363-370 LINK