¿Qué es la obesidad?

Según datos de la OMS en 2016, el 39 % de las personas adultas de 18 o más años tenían sobrepeso, y el 13 % eran obesas. Desde los años 70 se ha triplicado en todo el mundo. La mayoría de la población mundial vive en países donde el sobrepeso y la obesidad se cobran más vidas de personas que la desnutrición.

Se define como una enfermedad en la que el exceso de grasa corporal acumulada puede afectar negativamente a la salud.

Los indicadores más utilizados en la práctica clínica para determinar el grado de sobrepeso son el IMC (índice de masa corporal) en adultos que relaciona el peso con la talla o el perímetro de cintura que nos informa sobre la presencia de grasa abdominal.

La presencia de obesidad se asocia a mayor riesgo de contraer enfermedades no transmisibles, a destacar:

  • hipertensión arterial, enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares como ictus, infartos, dislipemias y diabetes tipo II.
  • cánceres como el de mama, ovarios, próstata, hígado, colon…
  • osteoartritis, fracturas y otros trastornos del sistema osteoarticular.

Por lo tanto, esta entidad se podría considerar una enfermedad crónica. Actualmente es un problema de salud pública, tanto por su gran prevalencia como por sus consecuencias sobre la morbilidad, mortalidad y la calidad de vida.

Las causas más frecuentes de esta patología son el incremento de la ingesta de alimentos (fundamentalmente productos con alto contenido en azúcares y grasas refinadas) asociado a un estilo de vida sedentario o disminución de la actividad física, lo que da lugar a alteraciones en el balance energético y alteraciones metabólicas del tejido adiposo.

¿Qué hongos medicinales tienen propiedades útiles en la obesidad?

Los hongos elegidos actúan sobre depósitos de grasa, pero también sobre otros problemas asociados como son la hipertensión arterial, los niveles altos de colesterol, triglicéridos y glucosa:

Shiitake

Evita la acumulación de grasa y reduce los niveles de triglicéridos

El Shiitake es un hongo que evita la formación de depósitos de grasa en los vasos sanguíneos, por lo que también resulta interesante para el tratamiento de otras patologías cardiovasculares. Como valor de referencia, en pacientes con hipercolesterolemia, el polvo de Shiitake (9 g/día) redujo un 7-10 % los niveles de colesterol.

Maitake

Ayuda a reducir los niveles de colesterol y a controlar el peso

Este hongo ha demostrado su capacidad para reducir los niveles de lípidos en sangre, lo que está directamente relacionado con la salud cardiovascular.

Por otro lado, activa el metabolismo, ayuda a disminuir los niveles de glucosa en sangre y a bajar de peso.

Reishi

Reduce los niveles de triglicéridos de LDL, mejora los niveles de tensión arterial y calma la ansiedad

El Reishi reduce los niveles de triglicéridos y aumenta los niveles de HDL en pacientes con niveles elevados de colesterol y con hipertensión, mejorando así los factores de morbilidad asociados a la obesidad y disminuyendo el riesgo cardiovascular en estos pacientes.

Además, tiene efectos calmantes, lo que puede ayudar a la ingesta de alimentos por ansiedad.

Champiñón del sol

Reduce el aumento de peso en dietas ricas en grasas

Esta reducción está asociada a un aumento del gasto energético y de la actividad motora. En estudios realizados en humanos, el extracto de este hongo redujo el porcentaje de grasa corporal y visceral, así como los niveles de colesterol y glucosa en sangre.

Coprinus

Tiene efectos hipoglucemiantes y previene el aumento de peso

Este hongo presenta la capacidad de equilibrar los niveles de glucosa en sangre en pacientes diabéticos y en animales. También mejora el metabolismo de la glucosa y previene del incremento de peso secundario.

Recomendaciones nutricionales y hábitos saludables

  • Evita los productos cárnicos, sobre todo la carne roja y derivados como embutidos.
  • Prioriza el consumo de pescado, distintas variantes, aumentando el de tipo azul si presentas alteraciones del colesterol o enfermedades cardiovasculares.
  • En general, no puedes tomar productos de pastelería ni bollería.
  • También debes evitar el consumo de alimentos precocinados y desecados de cocina rápida tipo sopas de sobre.
  • Evita el consumo de aceites refinados y grasas saturadas, evitando los fritos, los aceites vegetales refinados como el de girasol, margarinas, mantequillas…
  • Evita el consumo de azúcar blanco que se encuentra en los dulces, postres, comida rápida, productos procesados industriales como refrescos, galletas, pan de molde… Sustitúyelo por endulzantes naturales como la canela, estevia, azúcar de abedul… que elevan muy poco la glucosa en la sangre.
  • Para cocinar y aliñar tus platos utiliza siempre aceite de oliva virgen extra priorizando su consumo en crudo.
  • Aumenta el consumo diario de vegetales.
  • No bebas alcohol.
  • No consumas productos procesados industriales ricos en azúcares, sal, aceites refinados y aditivos perjudiciales para la salud (galletas, tostadas, pan de molde, cereales industriales…).
  • Prioriza el consumo de cereales integrales y evita las harinas refinadas (pan blanco, pastas, bizcochos…) que elevan la glucosa de la sangre.
  • Las técnicas de elaboración de preferencia son: cocciones, cocciones al vapor o la plancha. No tomes fritos, rebozados, churrascos ni barbacoas.
  • Deja períodos de descanso entre comidas, evita picar entre horas para incrementar el consumo del tejido adiposo, y si lo haces, prioriza el consumo de alimentos saciantes bajos en azúcares, como un puñado de frutos secos, infusiones…
  • Come sentado, evita comer caminando, viendo la televisión o realizando alguna otra actividad. Come relajado, pequeñas cantidades, poco a poco, masticando y ensalivando de forma consciente, disfrutando del alimento. Esto te puede ayudar a calmar la ansiedad por la comida y empezar a adaptar tu cuerpo a los alimentos saludables y a las cantidades adecuadas.
  • Es importante que aumentes la actividad física: andar, correr, nadar, aeróbic, subir y bajar escaleras… Lo mejor es que lo programes como una actividad diaria.

Referencias bibliográficas

    1. Chu TT, Benzie IF, Lam CW, Fok BS, Lee KK, Tomlinson B (2012) Study of potential cardioprotective effects of Ganoderma lucidum (Lingzhi): results of a controlled human intervention trial. British Journal of Nutrition, 107, 1017-1027.
    2. Handayani D, Chen J, Meyer BJ, Huang XF (2011). Dietary shiitake mushroom (Lentinus edodes) prevents fat deposition and lowers triglyceride in rats fed a high-fat diet. Journal of Obesity 2011, 258051.
    1. Sato M, Tokuji Y, Yoneyama S, Fujii-Akiyama K, Kinoshita M, Chiji H, Ohnishi M (2013) Effect of dietary maitake (Grifola frondosa) mushrooms on plasma cholesterol and hepatic gene expression in cholesterol-fed mice. Journal of Oleo Science 62, 1049-1058.
    1. Kabir Y, Yamaguchi M, Kimura S (1987). Effect of shiitake (Lentinus edodes) and maitake (Grifola frondosa) mushrooms on blood pressure and plasma lipids of spontaneously hypertensive rats. J Nutr Sci Vitaminol (Tokyo) 33(5):341-6.
    2. Liu Y, Fukuwatari Y, Okumura K, Takeda K, Ishibashi K, Furukawa M, Ohno N, Mori K, Gao M, Motoi M (2008). Immunomodulating activity of Agaricus brasiliensis KA21 in mice and in human volunteers. Evidence Based Complementary and Alternative Medicine 5, 205-219.
    3. Vincent M, Philippe E, Everard A, Kassis N, Rouch C, Denom J, Takeda Y, Uchiyama S, Delzenne NM, Cani PD, Migrenne S, Magnan C (2013). Dietary supplementation with Agaricus blazei Murill extract prevents diet-induced obesity and insulin resistance in rats. Obesity (Silver Spring) 21, 553-561.
    4. Wasser SP (2005) Shiitake (Lentinus edodes). En: Encyclopedia of dietary supplements. Marcel Dekker, New York (USA), pp 653-664.
    5. Zheng J, Yang B, Yu Y, Chen Q, Huang T, Li D (2012) Ganoderma lucidum polysaccharides exert anti-hyperglycemic effect on streptozotocin-induced diabetic rats through affecting β-cells. Combinatorial Chemistry & High Throughput Screening 15, 542-550.
    6. Ding Z, Lu Y, Lu Z, Lv F, Wang Y, Bie X, Wang F, Zhang K (2010) Hypoglycaemic effect of comatin, an antidiabetic substance separated from Coprinus comatus broth, on alloxan-induced-diabetic rats. Food Chemistry 121, 39-43.Berger A, Rein D,
    7. Hong L, Xun M, Wutong W (2007) Anti-diabetic effect of an a-glucan from fruit body of maitake (Grifola frondosa) on KK-Ay mice. Journal of Pharmacy and Pharmacology 59, 575-582.
    8. Horio H, Ohtsuru M (2001) Maitake (Grifola frondosa) improve glucose tolerance of experimental diabetic rats. Journal of Nutritional Science and Vitaminology 47, 57-63..
    9. Palomer X, Pérez A, Blanco-Vaca F (2005) Adiponectina: un nuevo nexo entre obesidad, resistencia a la insulina y enfermedad cardiovascular. Medicina Clínica 124, 388-395.
    10. Zhang HN, Lin ZB (2004) Hypoglycemic effect of Ganoderma lucidum polysaccharides. Acta Pharmacologica Sinica 25, 191-195
    11. .Komoda Y, Shimizu M, Sonoda Y, Sato Y (1989) Ganoderic acid and its derivatives as cholesterol synthesis inhibitors. Chemical and Pharmaceutical Bulletin 37, 531-533.
    12. Kudo K, Nanba H. 1997. Anti-hyperliposis effect of Maitake fruit body (Grifola frondosa) 1. Bio Pharm Bull Effects of Administration of Grifola frondosa on Diabetic Rats 63 20: 781-785.
    13. Hikino H, Ishiyama M, Suzuki Y, Konno C (1989) Mechanisms of hypoglycemic activity of ganoderan B: a glycan of Ganoderma lucidum fruit bodies. Planta Medica 55, 423-428.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies