Con motivo del Día Mundial contra el Cáncer, en Hifas da Terra entrevistamos a uno de los grandes popes de la oncología en España, el Dr. Pere Gascón, para conocer los detalles de su experiencia con la Oncología Integrativa y, más concretamente, por qué valora la Micoterapia, esto es, la integración de complementos alimenticios y nutracéuticos elaborados con extractos de hongos, para el tratamiento coadyuvante del cáncer de sus pacientes.

Después de conocer las recomendaciones de la SEOM y las  opciones ofrecen los hongos en el ámbito de la prevención, en este post reflexionamos sobre los aspectos más destacados de la complementación con hongos durante los tratamientos de quimio y radioterapia, cuestiones que preocupan por igual a oncólogos y pacientes, y para las que, desde nuestra aproximación científica, procuramos dar solución.

Resumen de la entrevista al Dr. Pere Gascón, con motivo del Día Mundial del Cáncer, para abordar la Micoterapia como tratamiento coadyuvante del cáncer

¿Cómo pueden ayudar los hongos en el tratamiento coadyuvante del cáncer?
Cuando aconsejo a mis pacientes que tomen setas medicinales, yo espero varias cosas, y esto está muy bien especificado en los libros de texto y en las publicaciones. Espero una mejoría de la calidad de vida, menos efectos tóxicos de la quimioterapia y, en algunas ocasiones, incluso una potenciación sinérgica de la quimioterapia con los hongos.

Sobre estas cuestiones hay muchísimas publicaciones, más de las que la gente se piensa. Hay más de 5 000 publicaciones de setas en la literatura anglosajona. La mayoría está publicada por chinos y japoneses, pero nos sorprendería la cantidad de bibliografía que hay en los países anglosajones como Inglaterra y Estados Unidos.

¿Qué efectos anticancerosos demostrados poseen los hongos?
Hoy en día, hay tanta literatura que nos está diciendo a qué nivel actúan… A nivel de metástasis, a nivel de angiogénesis, a nivel de proliferación y, sobre todo, las setas como inmunomoduladoras que son, potencian los linfocitos T, tanto en número como en calidad, e incluso los linfocitos B, los formadores de anticuerpos.

Además, cuestión muy importante, los hongos liberan citoquinas, dos muy importantes como son la interleucina 2 (IL-2) y los interferones. De estas se sabe que potencian la acción de las Natural Killer Cells, las células NK, que son las que atacan directamente al tumor, conjuntamente con los linfocitos T.

Aunque la acción tumoral en una vía o en otra depende de la especie, todas se consideran inmunomoduladoras, potencian el sistema inmunológico para atacar el sistema canceroso.

¿Cómo se debe hacer la complementación con hongos durante la quimio y la radioterapia?  Es seguro toma setas con la quimio y la radioterapia siempre y cuando sean extractos. No estamos hablando de infusiones. Además, yo siempre querría saber quién las produce para que me asegure que no tienen ningún tipo de interacción con el tratamiento que yo estoy dando a mis pacientes. Teóricamente si son extractos de setas, no hay ningún problema en utilizarlas tanto en la quimio como en la radioterapia.

El 70-80% de los pacientes oncológicos aseguran hacer uso de terapias complementarias durante su tratamiento, ¿qué aspectos hay que tener en cuenta en la complementación coadyuvante?
Uno de los problemas que más nos preocupa a los oncólogos cuando tenemos un paciente que está tomando algún complemento de lo que consideramos Oncología Integrativa, es si este tiene alguna interacción con los fármacos que se están prescribiendo, bien porque puede bloquear el efecto terapéutico del tratamiento o bien porque puede aumentar los efectos tóxicos del mismo.

En este sentido, es fundamental que vayamos a las fuentes de información y que la propia compañía nos asegure que lo que estamos recibiendo se ha demostrado porque realmente hay datos, hay mucha evidencia. Al contrario de lo que la gente se imagina, hay muchas publicaciones sobre setas en revistas científicas anglosajonas. Las respuestas están publicadas.

¿Por qué es importante informar al oncólogo del tratamiento integrativo elegido?
Es absolutamente necesario que nos lo diga para no dañar al propio enfermo. Si el médico tiene desconocimiento, pueden buscar información, pero, sobre todo, el médico tiene la obligación de saber lo que está tomando el enfermo para evitar que pueda tener algún efecto de interacción con el hígado o para potenciar los efectos tóxicos. Tenemos que comunicarle al médico lo que estamos tomando.

En su experiencia clínica, ¿qué efectos le han reportado sus pacientes y qué mejoras ha observado en el tratamiento coadyuvante con hongos?
En mi pequeña práctica, que es bastante extensa con hongos porque hice un ensayo clínico con hongos hace 12 años y de ahí que haya estado muy al día de la literatura, he aconsejado a mis enfermos que tomen hongos. Yo tomo hongos.

Ellos me han reportado que se encuentran mejor, que tienen mejor calidad de vida. He encontrado efectos anticancerosos, el algunas ocasiones muy importantes, pero yo soy el primero que digo que nunca se debe hablar de la propia experiencia. Yo critico esto. Pero ya que me hace la pregunta directa, yo lo he visto. Por eso deseo que se hagan estudios clínicos, serios y con muestras aleatorias para demostrar, al menos en el mundo occidental, que los hongos funcionan a muchos niveles y uno de ellos es a nivel anticanceroso, lo que está casi probado. He visto, no en un enfermo, sino en decenas de enfermos, que los efectos indeseables de la quimioterapia son amortiguados.

Los hongos, además de ayudar como coadyuvante, ¿pueden ayudar a nivel preventivo?

Como oncólogo del mundo académico, yo siempre defiendo la elaboración de ensayos clínicos y soy el primero que critico cuando alguien dice «en mi experiencia…» Esto es muy limitado mientras que cuando hacemos un ensayo clínico con mil, dos mil personas… Esto es muy robusto.

Lo que sí que puedo decir, y me salgo un poco del guión, es que últimamente estoy viendo que, por ejemplo, los enfermos con cáncer colorrectal que con el oxaliplatino sí o sí desarrollan neuropatías muy discapacitantes y que no son transitorias —duran 1, 2 ,3, 4 y 5 años— no presentan estas neuropatías si combinan su tratamientos con hongos.

Ahora yo querría que se hiciese un ensayo clínico para poder plasmar mi experiencia pivotal. Sí que es cierto que, curiosamente, determinados hongos están produciendo el Nerve Growth Factor, el factor de crecimiento de los nervios. Si estamos dando esto como profilaxis, igual sí que tiene sentido.

Hay que prevenir el desarrollo de este problema que desarrolla casi el 100 % de los enfermos que toma oxaliplatino. Obviamente, en el mundo alopático, en el mío, hemos intentado de todo: magnesio, calcio… Realmente nunca hemos tenido suerte para parar o evitar esa neuropatía y yo tengo la ilusión de que los hongos nos den una nueva visión porque sabemos que liberan factores protectores del sistema nervioso. Uno de ellos es el Nerve Growth Factor e igual por ahí tenemos una vía para solucionar un problema muy serio, sobre todo para los pacientes, pero también para nosotros, que nos vemos muy frustrados cuando los enfermos nos dicen, doctor llevo tres años, ¿qué va a pasar? Es una gran impotencia, a veces los médicos no podemos solucionar todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies