relajantes naturales: la importancia de un descanso reparador

El sueño está considerado uno de los indicadores más sensibles de la homeostasis, de ahí que busquemos relajantes naturales y actividades reconfortantes que nos ayuden a lidiar con el estrés laboral, desconectar de la sobreexposición a las pantallas, etc.

Descansar de forma adecuada y suficiente no solo resulta placentero, sino que  está directamente relacionado con la conservación de un buen estado de salud. Cuando duermes bien ayudas a que se cumplan correctamente diversas funciones fisiológicas de tu organismo, tanto del sistema nervioso central, la restauración de los tejidos y los niveles de energía celular, pero incluso la conservación de la memoria.

Sin embargo, los trastornos del sueño afectan a más personas de las que imaginas. El insomnio es el más común de ellos y, según se ha constatado, su incidencia es elevada en los países industrializados. Un estudio publicado en 2007 indica que el insomnio afecta de forma crónica a un 10-15% de la población y de forma ocasional al 25-35%.

¿Por qué no consigues dormir? Aunque los trastornos del sueño tienen un carácter multifactorial, el estrés y el dolor son dos de los factores más destacados. Incluso se considera que el insomnio es un factor predictivo de enfermedad.

Consecuencias de los trastornos del sueño

El mal humor y el cansancio son quizás las consecuencias más conocidas de la falta de descanso, pero no son las únicas. Según diversos estudios, cuando no dormimos lo suficiente, nos exponemos a:

  • un aumento de la percepción del dolor
  • somnolencia diurna
  • fatigabilidad
  • irritabilidad
  • cambios de humor
  • riesgo de padecer depresión
  • aumento del absentismo 
  • mayor predisposición a los accidentes tanto laborales y de circulación
relajantes naturales: alimentos y suplementos para dormir mejor

Aprende a relajarte

Con el fin de crear nuevas guías y pautas basadas en la evidencia para frenar la incidencia de los trastornos del sueño, la American Academy of Sleep Medicine Task Force revisó publicaciones científicas a partir de las que concluyó que técnicas como el control de estímulos, la relajación muscular progresiva y la intención paradójica son eficaces en el manejo de los trastornos del sueño.

Asimismo, la relajación mental y física mediante relajación muscular progresiva, la respiración diafragmática, la imaginación guiada por sugerencias, parada del pensamiento, etc. también pueden ser de ayuda. 

Alimentos y suplementos

Alimentos para dormir

Antes de nada, recuerda que una vida tranquila y la práctica regular de ejercicio favorecen el descanso. Además, seguir una dieta con alto contenido en hidratos de carbono, vitamina B6 y magnesio facilitan la síntesis de la serotonina, una de las hormonas con mayor implicación en la cantidad y la calidad del sueño.

Reishi

En el ámbito de la suplementación, Reishi también puede ser de ayuda. Los triterpenos de este hongo han demostrado poseer un efecto calmante sobre el sistema nervioso. En estudios en modelos animales, se determinó que este efecto sedante aumenta la duración del sueño

Estas capacidades validadas justifican usos tradicionales de este hongo, utilizado como antiestrés, regulador inmunitario y antiaging.

Antes de dormir debes evitar:

Bebidas excitantes como el café, té, guaraná, cacao, mate, cola…

Comidas muy condimentadas: las especias suelen contribuir a elevar la temperatura y, por tanto, pueden dificultar el sueño.

Según un estudio de 2007, también hay alimentos cuyo consumo tiene consecuencias indirectas sobre el sueño. Entre estos destacan aquellos con cualidades diuréticas y aquellos que pueden causar reflujos o flatulencias.

Además de estas recomendaciones, podría resultar aconsejable crear el ambiente adecuado que te ayude a dormir: 

  • procura fijar horarios para acostarte y levantarte
  • evita las siestas
  • cuida el entorno ambiental del sueño

Resumen

Tu dieta y hábitos influyen en la calidad y cantidad de sueño. Si no consigues descansar de forma adecuada, puedes controlar tu dieta, optar por relajantes naturales y modificar tus conducta para limitar el efecto negativo del insomnio y otros trastornos del sueño.

Fuentes y referencias


  • F. Sarrais, P. de Castro Manglano (2007)El insomnio. Anales Sis San Navarra vol.30  supl.1 Pamplona LINK
  • I. Velázquez, M. Muñoz, M. Sánchez, A. Zenner y L. Velázquez (2012) Trastornos del sueño e incidencia de ansiedad y depresión en pacientes con dolor crónico no maligno tratados con opioides potentes. Rev. Soc. Esp. Dolor vol.19 no.2 Madrid mar./abr. LINK
  • M José González Corbella (2007) La alimentación y el sueño. Estrategias nutricionales para evitar el insomnio. Offarm Vol. 26. Núm. 2.
    Páginas 11-14  LINK

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies