Hacer ejercicio con resfriado ¿sí o no?

El deporte y el ejercicio físico regular es garantía de salud a corto y largo plazo. Entrenar nos ayuda a controlar el peso, reduce el riesgo de muchas enfermedades y también es bueno para reducir el estrés. Da igual el color político o la religión, en esto el consenso es total: el ejercicio regular es importante para mejorar la salud y la forma física. Pero, ¿qué pasa cuando tenemos un resfriado? ¿Es buena idea hacer ejercicio cuando se está resfriado?

Averigua ahora qué síntomas indican que puedes seguir y cuáles los peligrosos en el binomio deporte y enfermedad. Y lo más importante: ¡lee cómo puedes prevenir eficazmente los resfriados para no frenar tus objetivos más de lo necesario!

PULICADO EL 29/11/2023.
AUTOR : EQUIPO EDITORIAL HIFAS

entrenar-enfermo

DEPORTE Y ENFERMEDAD: UNA COMBINACIÓN PELIGROSA

Por término medio, los resfriados complican la vida cotidiana de un adulto entre dos y cuatro veces al año. (1) Quien está resfriado no solo sufre los síntomas, sino que además tiene que hacer frente a unas defensas inmunitarias debilitadas. Al fin y al cabo, el organismo trabaja a toda máquina para poner a los agentes patógenos en su sitio. En estos casos, el reposo es la mejor receta para apoyar al propio sistema inmunitario en la lucha contra bacterias, virus y similares.

Lo contrario ocurre si, a pesar de estar enfermo, realizas un gran esfuerzo, por ejemplo practicando un deporte intenso. Esto puede suponer grandes riesgos para la salud. Si haces deporte a pesar de estar resfriado, no sólo corres el riesgo de agravar la enfermedad existente, sino también de provocar una inflamación del músculo cardiaco (miocarditis).

¿CUÁNDO DEBO DEJAR DE HACER DEPORTE?

El factor decisivo es qué síntomas experimentas y cuánto esfuerzo supone para tu cuerpo la sesión deportiva prevista. ¿Sólo tienes goteo nasal debido a un resfriado y por lo demás te sientes bien? Entonces no hay nada que objetar a hacer deporte a una intensidad leve o moderada

Sin embargo, si tienes dolor de garganta y otros síntomas  como dolor en las extremidades y agotamiento, debes evitar hacer ejercicio. Parece de sentido común, pero no está mal tenerlo presente.

Así, si padeces síntomas graves como fiebre, escalofríos, tos intensa o dificultades respiratorias, el ejercicio esta absolutamente desaconsejado. 

Además, ten en cuenta que contagias a otras personas. Hay que tener en cuenta este aspecto, sobre todo cuando se practican deportes colectivos o se va al gimnasio.

¿QUÉ OCURRE EN MI CUERPO CUANDO ESTOY ENFERMO?

En la vida cotidiana, nuestro organismo está expuesto a una gran variedad de agentes patógenos. Gracias al sistema inmunitario, la mayoría de las bacterias y virus pueden eliminarse con éxito

A veces, sin embargo, las plagas consiguen superar el sistema inmunitario y penetran en el organismo. Si este es el caso, comienza la multiplicación. Tras la infección, los primeros síntomas de un resfriado suelen sentirse después de un periodo de incubación de 1 a 3 días. Las mucosas de las vías respiratorias suelen ser las primeras afectadas. A continuación se produce la fase aguda, en la que el resfriado alcanza su punto álgido entre el 4º y el 6º día con una serie de síntomas. Estos incluyen, por ejemplo:

  • Dolor de garganta
  • Resfriado común
  • Dolor de cabeza
  • Dolor en las extremidades
  • Fiebre
  • Tos

Los síntomas suelen remitir lentamente al séptimo u octavo día. Lo que suele permanecer durante algún tiempo es una tos seca y/o productiva. Por lo general, un resfriado no se puede acortar. Por lo tanto, para curar un resfriado es importante aliviar los síntomas y dar a su sistema inmunitario el tiempo que necesita para luchar contra los agentes patógenos. En este sentido podemos hablar de un resfriado, una gripe o incluso COVID-19, no está de más diferenciarlos aunque en este asunto los síntomas serán la clave para saber si hay que parar.

mujer-resfriada

¿CUÁNDO PUEDO REANUDAR LA FORMACIÓN?

¿Sólo has tenido un resfriado leve, ya no tienes síntomas de resfriado y te sientes en forma? Entonces puedes volver a hacer ejercicio con cuidado después de dos o tres días sin síntomas. Asegúrate de escuchar las señales de tu cuerpo. 

Tras infecciones más graves asociadas a fiebre, es aconsejable dejar pasar de una a dos semanas de recuperación sin practicar deporte intensivo. En caso de duda, consulta a tu profesional de la salud de referencia para obtener una recomendación médica específica.

¿CÓMO PUEDO PREVENIR LOS RESFRIADOS?

Aunque no todos los resfriados se pueden prevenir, sí se pueden tomar una serie de medidas para reducir la frecuencia de las infecciones. Un estilo de vida sano es el mejor seguro contra los resfriados. 

Uno de los factores que más influyen en un sistema inmunitario potente es una dieta sana y equilibrada. Las frutas y verduras frescas, en particular, aportan al organismo una serie de vitaminas y minerales que se ha demostrado que contribuyen al funcionamiento normal del sistema inmunitario. Entre ellos se encuentran las vitaminas A, C y D. Además, el folato y los oligoelementos, hierro, zinc, cobre y selenio.

PRODUCTO DESTACADO

Bio & Sport

Bio Defense

31,90
Ver más

Vitamina C

La vitamina C es especialmente interesante para los deportistas, ya que esta vitamina hidrosoluble favorece el funcionamiento normal del sistema inmunitario durante y después de la práctica deportiva intensiva. 

Vitamina D

Sobre todo, asegúrate de tener un aporte adecuado de vitamina D. Los estudios demuestran que muchas personas tienen carencias de la conocida como vitamina del sol, esencial para las defensas y la salud de nuestros huesos (2).

PREBIÓTICOS Y MICROBIOTA INTESTINAL

Se recomienda evitar la comida rápida, los alimentos muy procesados y el alcohol. Fumar también tiene un efecto desfavorable sobre el sistema inmunitario en general y sobre la microbiota en particular.

Cuidar la microbiota es fundamental para mantener un sistema inmunológico equilibrado y eficiente

La microbiota, compuesta por billones de microorganismos en el tracto gastrointestinal, juega un papel crucial en la regulación y fortalecimiento de las defensas del cuerpo. Estos microorganismos beneficiosos no solo ayudan en la digestión y absorción de nutrientes, sino que también desempeñan un papel vital en la educación y entrenamiento del sistema inmune.

Mantener un equilibrio adecuado en la microbiota intestinal (eubiosis intestinal) contribuye a la prevención de enfermedades autoinmunes, alergias y otras afecciones relacionadas con el sistema inmunológico. Una dieta rica en fibra, alimentos fermentados, prebióticos y probióticos favorece el crecimiento de bacterias beneficiosas, promoviendo así la diversidad y estabilidad de la microbiota.

Al preservar este ecosistema microbiano, se respalda la capacidad del sistema inmune para identificar y combatir patógenos, fortaleciendo la respuesta del cuerpo frente a las amenazas externas y promoviendo la salud a largo plazo.

DORMIR BIEN

Sin embargo, no sólo la nutrición es importante para el sistema inmunitario, ya que dormir lo suficiente también desempeña un papel importante en este contexto. Se ha demostrado que el sueño tiene un efecto de apoyo inmunitario. Además, se ha demostrado que la privación de sueño tiene efectos negativos sobre la salud. (3)

HIGIENE

Otro aspecto importante de la prevención de los resfriados es la higiene. Esto incluye lavarse las manos con regularidad. También hay que evitar tocarse la boca, la nariz y los ojos con las manos sin lavar. De este modo se evita la entrada de agentes patógenos en el organismo.

entrenar-con-gripe

EN RESUMEN… UN PEQUEÑO ALTO EN EL CAMINO PARA RETOMAR AL 100% SUELE SER LO MÁS RECOMENDABLE 

Los resfriados son molestos. No solo tienes que lidiar con los síntomas, sino también sopesar si puedes seguir haciendo deporte o no. Mientras que los síntomas leves, como la secreción nasal, no obligan a dejar de hacer deporte, debes evitarlo si experimentas otros síntomas acompañantes, como dolor de garganta, fatiga y dolores de cabeza

No hay ninguna duda de que un descanso es esencial si tienes fiebre, escalofríos o dificultades respiratorias. Dale un descanso a tu cuerpo para que tu sistema inmunitario pueda dedicar toda su energía a luchar contra los agentes patógenos. 

Si entrenas a pesar de estar enfermo, no sólo te arriesgas a una enfermedad grave, sino también a graves consecuencias para la salud a largo plazo, como la miocarditis. Por lo tanto, tómate siempre en serio los síntomas del resfriado, haz una pausa y vuelve a entrenar con precaución una vez que todos los síntomas hayan remitido por completo tras un periodo de descanso adecuado. 

Prevenir las infecciones es la mejor manera de asegurarte de que tus objetivos deportivos no se vean frustrados por un resfriado. Una dieta sana y equilibrada, dormir lo suficiente, una buena gestión del estrés y una buena higiene son las claves para reducir eficazmente el número de infecciones. Además, pueden ser útiles suplementos con vitaminas C y D, prebióticos y probióticos.

Unirse a la comunidad Hifas da Terra

Novedades, noticias, recomendaciones y otros temas de interés para el cuidado de la salud.

Un comentario de “Hacer ejercicio con resfriado ¿sí o no?

  1. Almu dice:

    Muy buen artículo! Llevaba tiempo buscando información al respecto y no encontraba nada concluyente pero me ha parecido muy completo. Eso si, echo en falta alguna referencia o cita para darle mayor credibilidad. Enhorabuena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *